También llamado “tratamiento de conducto”, es la rama de la odontología que estudia la morfología de la cavidad pulpar, la fisiología y la patología de la pulpa dental, así como la prevención y el tratamiento de las alteraciones de la pulpa.

¿Cuándo se realiza un tratamiento de endodoncia?

1-. En caries profundas que llegan a pulpa (pulpitis)
2-. En fracturas que comprometa la pulpa (traumatismos)
3-. En dientes que tengan muerte pulpar, también llamada necrosis pulpar, debido a traumatismo o fuerzas excesivas como el bruxismo o contacto prematuro.
4-. En dientes con lesión ósea (lesión periapical), producto de la necrosis pulpar.
5-. En dientes con complicaciones en los tejidos de soporte del diente (tejidos periodontales)
6-. Indicación protésica (para corona o prótesis removible).

La endodoncia corresponde a la extracción de la pulpa dental y posterior relleno de conductos radiculares con material endodóntico. Según sea la indicación y el caso, puede requerir de una o varias sesiones para ser realizada. Además, si hay lesión en el hueso o según el caso, puede que requiera medicamento oral e intraconducto.

El objetivo de la endodoncia es la preservación del diente, pero eso no significa que tendrá las mismas características, es decir, que un diente endodonciado es más frágil que uno “vital”. Es por esto que cabe destacar que un diente con tratamiento endodóntico debe ser REHABILITADO, después de tener silencio clínico (sin dolor, olor y tratamiento completamente terminado). Y la mejor opción de la rehabilitación siempre te la dará tu odontólogo.